Nuevos perfiles profesionales en el sector agrario

Según el Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal de agosto de 2017, el trabajo cualificado en actividades agrícolas ha aumentado un 23,33%, situándose como la 4ª ocupación que más crece en España. 

Si bien es cierto que el sector de la agricultura está históricamente marcado por la estacionalidad, una de las razones que pueden explicar este descenso -comienzo de la campaña de la vendimia, recogida de la pera o la manzana-, en los últimos años puede verse cómo ha aumentado la ocupación en este ámbito.

Según el Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal de agosto de 2017, entre las 15 ocupaciones con una mayor variación interanual positiva de contratos encontramos las categorías de ‘Trabajadores cualificados en actividades agrícolas’ y ‘Peones agrícolas’.

En el primer grupo, se aprecia una subida interanual del 23,35% y también de la contratación indefinida que ha subido, en términos interanuales, en más de un 60%. En el grupo de los Peones, el crecimiento ha sido del 10,56%.

Perfiles cualificados en el sector agrario

El avance de las nuevas tecnologías y su aplicación a los procesos agrarios y productivos están contribuyendo en gran medida a la creación de nuevos perfiles profesionales en el sector, afirmación que se materializa con el aumento de la tasa interanual de contrataciones de perfiles cualificados en actividades agrícolas.

industrializacion-campo-plantacion-gac

Asimismo, la aparición de nuevos grados universitarios especializados en áreas del sector agrario, más allá de las tradicionales ingenierías industriales, química y agraria, favorecerá que esta tendencia se pueda consolidar a medida que el sector innova y se transforma.

Grados como Ciencia y Tecnología de los Alimentos e Innovación de Procesos y Productos Alimentarios, junto con másteres de especialización en Seguridad Alimentaria, entre otros, son algunas de las carreras universitarias que cuentan con proyección de futuro.

Entre los puestos de trabajo de nueva creación encontramos una amplia variedad. Uno de los más novedosos es el de piloto de drones especializado en la supervisión de cosecha, fumigación y rociamiento de pesticidas.

También destacan perfiles técnicos como son los ingenieros de procesos alimentarios cuyo principal reto es el desarrollo de nuevos productos, envases y procesos alimentarios garantizando calidad, seguridad y respeto al medio ambiente; gestores de calidad, seguridad y riesgos alimentarios; especialistas en modelos predictivos que  utilizan big data ambientales para implantar e impulsar una agricultura sostenible, e incluso informáticos que crean aplicaciones agropecuarias para una gestión más eficiente de tales procesos.

Por tanto, encontramos en el sector agrario la convivencia de puestos que no requieren una alta cualificación con otros que sí la necesitan, siendo ésta última la tendencia actual y el motor del cambio que se percibe.

Según declaraciones de nuestro Director de RSC y RRHH, Antonio González, el motivo de esta tendencia en el sector primario se debe a la profesionalización y a la digitalización del sector que está transformado la actividad agrícola y generando puestos muy especializados e innovadores que no existían hace apenas unos años. “Esta es la razón por la que acabamos de lanzar nuestro tercer programa de empleabilidad y desarrollo profesional para jóvenes, Junior Talent GAC, una forma de adaptarnos a los nuevos tiempos y satisfacer las nuevas necesidades acorde a las tendencias del  sector”, explica.

Deja un comentario